SALVAD AL SOLDADO….RYAN?

Iniciándose con la invasión aliada a Normandía el 6 de Junio de 1944, los miembros del 2do batallón de asalto bajo las órdenes del capitán Miller luchan por ganar el control de la playa. En el combate dos hermanos resultan muertos. Un poco antes en Nueva Guinea, un tercer hermano muere también. Su madre, la señora Ryan, va a recibir tres telegramas de defunción el mismo día. El jefe del ejercito estadounidense, George C. Marshall, ve la oportunidad de aliviar el sufrimiento de la señora cuando se entera de la existencia de un cuarto hermano, el soldado James Ryan, y decide enviar a 8 hombres (El capitán Miller y un grupo selecto de su batallón) a buscarlo y devolverlo a casa de su madre…

Esto vendría a ser el argumento de una trepidante película de Hollywood, pero hoy no vamos a hablar de está superproducción norteamericana, Sino de una historia acaecida en nuestra comunidad Aragonesa durante la cruenta e insulsa guerra que partió nuestro país en dos mitades. 

La historia que hoy os cuento es real como la vida misma, y está contada por una descendiente directa de su personaje “el abuelo” la persona encargada de hacerlo es su nieta Vicky (mi esposa)  el mensaje final es muy claro, y tiene que ver con la enseñanza de valores, cuando uno es capaz de saber trasmitirlos

POR VICTORIA ROYO FERRER

Nos ponemos en antecedentes de sus personajes, familia con ocho hijos, cuatro mujeres y cuatro hombres, procedentes de un pueblo de de Huesca, el abuelo Urbez viudo.

El abuelo quería que fueran al colegio, rondaban los años 1920 a 1930. Todo el mundo le hablaba al abuelo, e intentaban convencerlo de que con Ocho hijos, viudo y arruinado, tras una larga enfermedad de mi abuela, no saldría adelante si no ponía a sus hijos a trabajar, aunque se estuviera hablando de niños.

El abuelo, quería que sus hijos aprendieran, quería darles o dejarles unos estudios para poder defenderse en la vida. Veterano de la Guerra de Cuba, niño Huérfano, había presenciado mientras cazaba, el día de la sublevación de Jaca de Galán y García.

El abuelo, sabía que tras la muerte de la abuela, nada era igual.. tenía ocho pequeños que cabían debajo de un cesto todos juntos. Una se escapaba al cementerio llamando a su madre, otra optó por callar y Mariano  ¡¡ay Mariano!! Se escapaba de casa. El abuelo cogía su bastón, su gorro y salía a buscarlo, y no paraba hasta traerlo de nuevo a casa, sin riñas, sin prisas, con confianza… hasta la próxima vez. El abuelo con infinita paciencia, marchaba una y otra vez a la escuela del pueblo, a oír las quejas del Maestro.. “Mariano no vale para estudiar, Mariano es rebelde, Mariano no merece la silla que ocupa, es movido, no aprende….Mariano es un burro” El maestro tuvo que dejar la plaza en el pueblo, debido a la enfermedad de uno de sus progenitores. Vino un maestro suplente, Mariano seguía siendo parte del mobiliario de la escuela. Mi madre era muy pequeña y recordaba de una forma difusa… el maestro suplente y Mariano colisionaron.

Nadie sabe lo que dijo aquel hombre, que palabras pronunció, que hizo… Mariano empezó a mejorar, hasta después de clase se les veía pasear por el pueblo. El Maestro llamó al abuelo, había que mandar a Mariano a Pamplona el sabía que allí había medios para ayudar al chico. El maestro decía, que aquel chico era un talento que no se podía desperdiciar, tenía la cabeza llena de matemáticas, Mariano, empezó a ayudar al abuelo con el negocio familiar, cuentas, compras, deudas… el abuelo estaba contento, el negocio había remontado.

Victor en el Frente

Seguro, que cuando el abuelo, lo traía muerto a casa, se acordaba de todo esto. Había pedido un carro al vecino, lo traía tapado con mantas, como si fuera un niño.  Lo enterró con su madre, con el bisabuelo, y en la tierra que lo había sentido correr.

El abuelo, no hablaba. No entendía, ya no sabía…. Tenía hijos varones, cuatro de ellos en un frente diferente. Víctor, cumplía condena en un campo de concentración en San Sebastián, por Republicano. Jesús, había escapado por rojo a Francia, más tarde, se enrolaría en las Brigadas por la Liberación de Francia. Pablo, se había enrolado a Falange bajo las falsas promesas, de que no irían a la Guerra… acabó en el frente de Cataluña y Mariano llegó a estar en la Universidad de las trincheras de Alcubierre, teniendo en la trinchera enemiga, a su propio hermano Jesús, llegaron incluso a intercambiar saludos, recomendaciones para poder distinguirse en la batalla.

Jesús, enrolado en las Brigadas Francesas

El Abuelo, estaba viejo….de sufrir de llorar por las noches, solo le quedaban las niñas pequeñas, nunca volvió a ver a todos sus hijos juntos frente al hogar. Esto no era Cuba, no era Melilla, era hermanos contra hermanos, su mundo ya no existía.

El abuelo, le pidió a mi madre que escribiera…. Una carta. Alguien tenía que hacer algo para salvar a sus hijos. La Guerra, ya estaba perdida para Víctor y Jesús, pero le quedaban otros hijos, de otro color, no podía perder más.

 

 

 

Es extraño, como hace un año, ha regresado la carta que un día siendo niña escribió mi madre. Es curioso ver películas como Salvad al Soldado Ryan, cuando la historia propia nos da lecciones.

Y dicha carta dice así:

 

20 de septiembre de 1938

El Excelentísimo Señor, Urbez Ferrer Arnal, vecino de 63 años, natural de Almuniente (Huesca)

Vecino de este pueblo de Quinzano, de profesión Herrero, a usted con el debido respeto y consideración debida, tiene el honor de exponer:

Que es padre de tres hijos, llamados Mariano, Pablo y Jesús Ferrer Barrio. Los cuales se encuentran en filas y Mariano Ferrer Barrio, que también se encontraba en filas, como lo demuestro con las tres certificaciones adjuntas, murió en la carretera de Huesca a Ayerbe, a consecuencia de un accidente de un camión y como quiera que con arreglo a las disposiciones urgentes, el recurrente se cree con derecho a reclamar para la ayuda del dicente y familia el auxilio de un hijo, es por lo que suplica a usted se digne con concederle que le mandara el falangista Pablo Ferrer Barrio, que se encuentra enrolado en la tercera centuria cuarta bandera en el frente de Cataluña, gracia que debo conseguir de la rectitud de usted, cuya vida guarde dios muchos años, para bien de sus subordinados.

19 de septiembre de 1938 tercer año triunfal- arriba España viva Franco

                                                                                                Urbez Ferrer

Al Excelentísimo Capitán General de la Quinta Región Militar Zaragoza

Carta Real (anverso)

 


El falangista Pablo Ferrer Barrio, y  a diferencia de la película arriba descrita, aun a pesar de las súplicas del abuelo, el soldado Ferrer jamás fué devuelto a su hogar.

 

Gracias Abuelo por ser fuerte

Gracias Maestro….

Gracias Mamá, por entenderme, por cuidar al abuelo, cuando ya nada existió para él.

Gracias Willy, por sacar lo mejor de lo mejor de los niños, y no solo a nivel deportivo.

“Cuando mejoras un poco cada día, al final ocurren grandes cosas. Cuando mejoras tu forma física un poco cada día, al final se produce una gran mejora, No mañana, ni al día siguiente, pero al final has hecho un notable progreso. No hay que buscar mejoras rápidas y espectaculares, sino mejoras pequeñas, día a día. Esa es la única forma de que ocurren, y cuando lo hacen, permanece”  JOHN WOODE

URBEZ FERRER falleció tres años después de haberse escrito esta carta. 

   
Mariano ay¡¡ Mariano

Gracias Mamá

Gracias Willy, esto va dedicado a un excepcional entrenador, que cuida, mima, protege, muestra e ilusiona a los niños, de esta manera les trasmite confianza y capacidad de trabajo.

 Una grandísima estrella, modesta y currante. El siempre trabajaba, si en algo fallaba, lo entrenaba hasta hacerse bueno. Un currito del baloncesto. Jugador tímido, no quería ser un héroe, le gustaba el baloncesto y se debía a sus aficionados, tenía que jugar bien para hacerles feliz. Sus entrenamientos se prolongaban más que el de sus compañeros, era capaz de entrenar tiros durante más de dos horas, trabajo y trabajo, no conocía otro medio de vida. Asi era Larry Bird.

Por Victoria Royo Ferrer. Documentación fotográfica archivo Familiar

 

Anuncios

Published by: pedaladascontraelcierzo by Javier Castañer

Me gusta trasmitir a través de un punto de vista personal, las impresiones a lo largo de una carrera deportiva, no será al 100% deporte, pretendo incluir fotografias, entrevistas y lo que fuera surgiendo. Basicamente lo que quiero es no olvidar la historia de nuestros ciclistas o deportistas, que por una u otra razón, tras mucho esfuerzo tras de si, no han sido debidamente reconocidos.

2 comentarios

2 comentarios en “SALVAD AL SOLDADO….RYAN?”

  1. Emocionante palabras, estremecedoras letras… en aquellos tiempos si que se sufria y uno hoy en día se queja de lo que le pasa y no vemos más allá de la realidad que antes madres perdian a sus hijos en la guerra o no saben todavía nada de ellos… han luchado para sobrevivir con sus demás hijos para sacarlos adelante y con su corazón destrozado por otros que ya no tienen a su lado. Un buen escrito Vicky. A ti Javier sige asi con tu blog porque me gusta que haya de todo y sobre todo esto que hagas hacer reflexiones a la gente sobre la vida, un beso.

  2. La vida siempre supera a la ficción, tenemos un reto importante por delante…….dejar este mundo un poco mejor de como lo encontramos, se que es muy difícil, que la utopía es algo inalcanzable, pero también es bueno que sea así para que avancemos cada día un poco más en conseguir nuestras metas.
    Salud compañero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s